2 de septiembre de 2012

Amberes (2010)


Mi estancia en Amberes fue breve y un tanto desabrida. Pero estoy segura que esta ciudad tiene mucho potencial, y que si no hubiese sido por el mal tiempo la hubiese disfrutado muchísimo más. Fue la segunda ciudad que visité en el interrail que realicé el año 2010. Después de visitar Amsterdam cogimos un tren que nos llevó directamente y en pocas horas a la ciudad que en la Edad Moderna fue una de las más importantes de los Países Bajos.



Para empezar, nada más llegar, disfruta con la estación, es un bonito edificio de arquitectura del hierro y sus grandes dimensiones impresionan bastante. Nosotros llegamos por la noche y nos fuimos directamente al hostal donde habíamos hecho reserva. No voy a recomendaros en esta ocasión este lugar, porque aunque es barato e incluía desayuno, está muy lejos del centro y era un tanto siniestro. 
Allí no hay free tour, así que si quieres disfrutar de la ciudad es mejor que te prepares una pequeña guía propia para conocer mejor su historia y sus monumentos. En nuestro caso fuimos bastante de novatos y no nos preparamos nada, con lo cual, la visita fue breve y puramente visual. 

La arquitectura de la ciudad es muy atractiva, está muy bien cuidada y se nota que en el pasado fue un puerto importante y muy rico. Los edificios típicos de la zona más antigua son característicos de esta zona y junto a la arquitectura, la catedral es lo que más llama la atención. ¡Es enorme! Tuve que hacer malabares para que me entrase entera en la cámara de fotos :P

En el centro de la ciudad está el ayuntamiento, un punto obligatorio si eres español. Allí se produjo en 1576 el saqueo de Amberes por parte de las tropas españolas. 

Ayuntamiento de Amberes (1576)


Ayuntamiento de Amberes (2010)
Parece que hemos viajado en el tiempo, ¿verdad? Aunque posiblemente sea una reconstrucción, hay que decir que el entorno está muy bien cuidado y la arquitectura acompaña a recrear aquellos tiempos. 

Además del centro, si os acercáis al puerto (que en verdad es el río Escalda) podréis encontrar el Castillo de Steen de Amberes, el edificio más antiguo de la ciudad. Según he leído con posterioridad, este castillo fue construido en el siglo XIII y su nombre se lo debemos a Carlos V. Durante mucho tiempo fue usado como cárcel, pero si queréis más información, os recomiendo leer este artículo

Es una ciudad que tengo pendiente para volver a visitar, con mucho más tiempo y más información. ¡Una ciudad tan importante como ésta no merece una visita de unas horas!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!